Hoy os traigo una receta para el dia de los enamorados, unos ricos Red Velvet Cupcakes y que para que veáis que se le da otro uso a la masa, los hice tambien en forma de tarta de corazón! El Red Velvet para San Valentin, me parece una receta super acertada para ese día. Estos cupcakes os encantarán si o si! ya me lo diréis!

red velvet para san valentin

Aunque esta receta la publique en mi antiguo blog de cocina, y la enlace tambien en este blog, hoy os la traigo un poco modificada y por consiguiente, mejorada 😉 sigue siendo del blog de El Rincón de Bea, y si su receta ya estaba buena, ahora modificada, más todavia! ummhhhh… para que os hagáis una idea, Bea ha llamado a su nuevo cream cheese frosting “el cream cheese frosting definitivo”, toma ya! jajaja

Aun asi he tuneado un poco la cosa…, la presentación mas que nada, para amoldarlo al día de los enamorados, y he hecho todo como ella pero luego encima del cream cheese frosting de los cupcakes he puesto unos corazones rosas de fondant y el red velvet cake lo he hecho en un molde de corazón y lo he cubierto con fondant, el bizcocho va partido por la mitad y relleno del mismo frosting y cubierto también por el frosting para que el fondant se pegue, tengo que decir que aunque no soy muy amante de estos frosting tan típicamente americanos y con tanta grasa, la verdad que me ha gustado bastante y no estaba demasiado empalagoso y mas esta nueva receta que lleva menos azúcar!

 

RED VELVET CUPCAKES

Ingredientes: (para 18 cupcakes):

  • 240 ml. aceite de oliva suave
  • 240 ml. buttermilk*
  • 2 huevos XL
  • 2 cucharadas de colorante rojo en pasta
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3/4 cucharadita sal
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico
  • 40 gr. cacao en polvo (Yo le puse Hershey’s)
  • 350 gr. harina todo uso
  • 250 gr. azúcar

Preparación (En KitchenAid):

  • Precalentar el horno a 170º.
  • Preparar una bandeja especial para cupcakes con los papelillos correspondientes.
  • Batir durante 1 minuto a velocidad media el aceite, buttermilk, huevos, colorante, vinagre y extracto de vainilla, hasta que todos los ingredientes estén integrados.
  • En un bol tamizar la harina, azúcar, sal, bicarbonato sódico y cacao en polvo.
  • Añadir los ingredientes sólidos a los líquidos en tres veces, poco a poco a velocidad baja, para que la masa no se quede grumosa. Dejar de batir cuando esté justo integrado.
  • Con una cuchara de helado distribuir uniformemente la masa, llenando 3/4 de la capacidad de los papelillos de cupcakes que teníamos preparados.
  • Hornear en el horno precalentado durante 30-35 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga seco.
  • Enfriar la bandeja sobre una rejilla durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo sacar los cupcakes del molde y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Observaciones:

  • Para obtener el color rojo intenso es necesario utilizar colorantes en gel o en pasta, como Americolor, Wilton, Sugarflair, KopyKake. No sirven los colorantes líquidos.
  • Para hacernos una idea del color que vamos a obtener , podemos mezclar el colorante directamente en el buttermilk. Después del horneado el color oscurecerá un poco, pero en ningún caso pasará del rosa al rojo intenso.

*Puedes encontrar el buttermilk en la zona de las mantequillas y natas de Carrefour, El Corte Inglés o en el Lidl pero si no conseguimos comprarlo podemos hacer una versión casera mucho más barata. Tan solo añadiendo una cucharada (15 ml) de vinagre blanco o de zumo de limón a una taza (240 ml.) de leche. Lo dejamos reposar 10 minutos y lo podremos utilizar perfectamente.

red velvet cupcakes para san valentin

 

CREAM CHEESE FROSTING DEFINITIVO

Ingredientes:

  • 100 gr. azúcar granulado normal
  • 35 gr. harina todo uso
  • 45 gr. harina maiz (Maizena)
  • 375 ml. leche
  • 1 cucharada zumo de limón (opcional)
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 125 gr. mantequilla
  • 250 gr. queso Philadelphia
  • 75 gr. azúcar glass (opcional)

Preparación:

  • Disolver totalmente la harina y la Maizena en la leche para que no quede ningún grumo.
  • Poner la mezcla de la leche y la harina en un cazo a fuego lento y añadir el azucar removiendo con unas varillas constantemente hasta que haya espesado como una bechamel.
  • Dejar enfriar totalmente a temperatura ambiente cubierto con un papel film.
  • Con la pala batir la mezcla de la harina a velocidad media.
  • Añadir la vainilla y el zumo de limón.
  • Incorporar la mantequilla a cucharadas poco a poco hasta que se vaya integrando en la mezcla.
  • Hacer lo mismo con el queso Philadelphia.
  • Si queremos, podemos añadirle 75 gr. de azúcar glass (opcional)
  • Usarlo directamente o guardar en un recipiente hermético y refrigerar

Observaciones:

  • Sí, no me he equivocado, hay que batir primero la mezcla de la harina y la leche.
  • El azúcar glass que se le echa al frosting cuando ya está montado es opcional. Se lo eché porque pensé que iba a aumentar la consistencia pero no lo hace.
  • Es importante no batir demasiado, cuando veamos que hemos alcanzado la consistencia perfecta dejar de batir. Si seguimos batiendo la mezcla perderá consistencia (a mí me dio esa impresión).
  • Aunque los otros frostings no llevan refrigeración, éste por precaución lo metí en la nevera y la verdad que aguantó muy bien. Incluso al sacarlo de la nevera después de unas horas no estaba duro del todo como queda el buttercream.
  • Para ver como se rellena y se cubre un layer cake, pincha aquí.

red velvet cake

 Quién se anima????… Que paséis un muy feliz día de San Valentin!