Me encantan los higos, es una de las frutas de verano que más me gustan! sobre todos los chiquititos esos negros, me chiflan! y una manera de aprovecharlos durante más tiempo es preparar una rica mermelada de higos con ellos.

mermelada de higos

Apenas compro mermelada, a no ser que sea algún sabor más raro, o que por casualidad (cosa muy rara), me haya quedado sin ningún bote de las mias caseras (yo ahora mismo tengo en mi frigo, de higos, de fresa, de albaricoque y de pera a la vainilla), os recomiendo preparar vuestras propias mermeladas, ya no querréis las otras, ya me lo diréis…

mermelada de higos blonda

En este caso, os traigo la mermelada de higos, rica donde las haya!
Ingredientes:

  • 1 Kg de higos
  • 500 gr de azúcar blanquilla (esta cantidad de azúcar se puede aumentar a vuestro gusto, el higo al ser una fruta ya de por sí bastante dulce, no es necesario, por lo menos para mi gusto), también podéis usar azúcar de coco (la más ecológica del mundo) o azúcar de abedul, si queréis recurrir a azúcares más saludables, con menor índice glucémico, o en el caso de la de abedul, con incluso menos calorías, en el caso de cualquiera de estos dos tipos de azúcar la equivalencia de gramos es la misma.
  • Zumo de 1 limón

Preparación:

  • Puedes pelar los higos o no, yo no los pelo, solo les quito el pezón y el culillo, los troceamos y los ponemos en una cazuela con el azúcar y el zumo de limón (que actuará como conservante natural). Se mezcla con cuidado, se tapa con un paño limpio y se deja en reposo toda una noche. Con Thermomix: si queremos que la mermelada tenga trocitos (a mi es como más me gusta, me encanta encontrarme con un trocito de fruta y masticarlo ummmhhhh), lo troceamos 4 segundos en velocidad 4, si por el contrario lo queremos todo bien triturado, lo troceamos 15 segundos en velocidad 6. Luego dejar en reposo todos los ingredientes mezclados igual que sin thermomix.
  • Al día siguiente poner la cazuela a fuego lento, removiendo con la cuchara de madera para ayudar a disolver el azúcar y cocer suavemente hasta que los higos estén traslúcidos, unos 30 minutos. Con Thermomix: tal y como lo tenemos en el recipiente de la thermomix, lo ponemos a cocer 50 minutos a 100ºC, giro inverso, velocidad 1. Si queda muy líquida podemos poner temperatura Varoma 5 ó 10 minutos más (vigilando que no nos salga por el bocal).

mermelada de higos le creuset

  • Por último, verter en tarros previamente esterilizados, cerrarlos y ponerlos boca abajo unos 10  minutos, damos la vuelta (notaremos que cuando estén boca abajo se abombará un poco la tapa, eso es señal de que está haciendo el vacío, y cuando lo vayamos a abrir sonará un “pop”, entonces estaremos seguros que hemos hecho correctamente el vacío, pero no los abráis hasta que no sea para consumir) y esperamos a que estén fríos para meterlos en el frigorífico, o congelarla… y tendremos mermelada ¡para rato!.

tostada mermelada de higos

Notas:

  • Esta receta se puede adaptar a cualquier fruta y tener así mermeladas de distintos sabores todas caseritas y bien ricas.
  • En este caso los higos espesan muy bien, pero hay otras frutas como cuando hago mermelada de fresas, en la que tendremos que añadir un poco de pectina o agar-agar para que la mermelada nos espese lo suficiente, tengo que probar también en este caso, añadir semillas de chía que tienen un gran poder gelificante.
  • Si queréis la podéis aromatizar con una vaina de vainilla, aunque a mi, me encanta así ¡tal cual!.

jam fig

 

Entonces ¿qué? ¿os animáis?… ya sabéis que me podéis dejar vuestras fotos en mi Facebook y me alegrará saber que habéis hecho vuestra mermelada de higos casera.

(Visited 133 times, 1 visits today)
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.