Holaaaaaa… ya esta bien no?… eso pensareis muchos de vosotros, y llevais razón… asi que lo primero disculparme por tardar tanto en dar señales de vida 🙁 acabo de empezar mis vacaciones en el hospital, y me he tirado 2 meses (oseasé todo el verano) viviendo en casa de mis padres por estar de obras en mi casa… puf! que horror… ahora, a toro pasado, nos alegramos muchísimo, se nos ha quedado una cocina de escandalo! me encanta! ya os la enseñaré en un post que le pienso dedicar, pero cuando esté con mas detalles que quedan por pulir… ha sido un verano de escandalo, pero bueno, ya pasó y el balance es bueno, tengo que agradecer desde aqui a mis padres la paciencia que han tenido con todos nosotros, conmigo (la primera jajaja), mi marido, nuestros dos pekes (Adrián y Martina), nuestro perro (Dino) y nuestra tortuga (Zelda), asi nos fuimos con todas nuestras cosas, ropas, cacharros, juguetes, consolas, portátil, thermomix… e invadimos la casa de mis padres… para que estan los abuelos no? 😉

Bueno, después de la justificación de mi ausencia, os digo que espero poder dedicarle en este nuevo curso, mas tiempo al blog (si es posible), e intentaré potenciar mucho todo lo DIY (Do It Yourself), que esta tanto de moda, he recopilado muchas ideas y muchos tutoriales, he descubierto muchos blogs (extranjeros sobre todo, pero con fotos jajaja), y os lo quiero enseñar todo! intentaré también darle mas caña a la tienda y traer mas cositas y haceros mas diseños, y por supuesto estoy abierta a cualquier consejo o petición que queráis hacerme, algo que os gustaría encontrar en la tienda, o lo que se os ocurra ok?

Sin mas vueltas, vamos con el post de hoy, os voy a enseñar a darle un toque de color a los palitos de los toppers para cupcakes, estan super de moda, y aunque en mi tienda podeis encontrar los cupcakes toppers ya hechos, os doy esta idea para las que se animan a hacerlo en casita y quieren dar ese toque de color ok? os pongo las fotos y veréis que fácil:

Imagen via Rock our party recipes

Solo tenéis que remojar las brochetas de madera o los palitos de helado en agua teñida con colorante alimentario, con poquita cantidad es suficiente, cuando hayan cogido color sacarlas y dejarlas escurrir, y ya está! facil verdad?