Ummmmhhhh… me encanta el olorcito que se mete en casa cuando horneo el roscón de reyes!!! y voy a compartir con vosotr@s mi receta de roscón de reyes definitiva!!!! y mira que he probado unas cuantas ya! 😉

 

receta de roscón de reyes

 

Os recupero esta receta de mi antiguo blog de cocina, es la receta que publicó Su de Webos fritos, y que sin lugar a dudas ha desbancado a las anteriores, encima, en su post nos pone hasta un video para que nadie tenga ninguna excusa en preparar su roscón de reyes, animaros y ya veréis lo fácil que es y lo bueno que sale, “lo malo” es que cuando lo probéis ya no volveréis a comprar ninguno porque vuestra familia os pedirá a gritos vuestro roscón! se convertirá en una tradición y ya no habrá marcha atrás jajajaja eso es lo mejor!. Este roscón ha cumplido con todas mis expectativas y con lo que yo buscaba, ya que aunque de sabor los otros me salían muy ricos, tiernos duraban muy poco, muy poco me refiero a que yo lo hago de forma que empiezo a prepararlo en la mañana del 5 de enero y acabo horneándolo esa noche cuando llego de la cabalgata de reyes, de cenar y de dar una vueltecilla por las calles en esa noche mágica, es lo que toca… y no se come hasta la mañana del día 6, para desayunar, acompañado del buen chocolate a la taza que hace mi abuela, nos reunimos en casa de mis padres, desayunamos y abrimos los regalos, ya es tradición hacerlo así y así se hace… el caso es que me pasaba eso, de la noche, a la mañana siguiente ya no estaba tan tierno, tan esponjoso, no terminaba de conseguir esa textura parecida a la del brioche… el sabor si, ese azahar… ummhhhh…. pero este año por fin! lo conseguí! os aseguro que con esta receta sale buenísimo de sabor y de textura, y si no, probadlo y ya me contaréis.

Os aseguro que es muy fácil, solo hay que tener paciencia en los levados, pero organizándose no hay problema, porque evidentemente mientras que leva, no hay que estar ahí mirándolo sin quitarle el ojo de encima, nosotros mientras leva haremos nuestras cosas y ya está.

La mejor #Receta de Roscón de Reyes Clic para tuitear

 

Os pongo las dos formas de hacerlo, con Thermomix y de manera tradicional, no es necesario tener ningún robot o amasadora, pero evidentemente facilita mucho el trabajo, yo la verdad que reconozco que sin mi Thermomix y mi Kitchen Aid ya no podría vivir, en este caso, yo lo hice con la Thermomix. Otra cosita, todas las explicaciones de Su son perfectas, por eso os copio la receta tal cual, pero mis anotaciones y algún cambio o añadido que he hecho os lo pongo en rojo ok? y ya vosotros tomáis el consejo o no, como queráis.

 

Ingredientes:

Para el azúcar glas aromatizado:

  • 120 gr de azúcar glas
  • La piel de medio limón —solo la parte amarilla—
  • La piel de media naranja —solo la parte naranja—

Para preparar la masa madre: (o prefermento)

  • 70 gr de leche entera
  • 10 gr de levadura fresca de panadería
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 gr de harina de fuerza

Para la masa:

  • 60 gr de leche entera
  • 70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 20 gr de levadura fresca de panadería
  • 25 gr de agua de azahar —al gusto—
  • 450 gr de harina de fuerza
  • 1 pellizco de sal
  • Los 120 gr de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja
  • Un chorrito de Kirsh (también le va bien el ron)

Para la decoración:

  • Huevo batido
  • Azúcar humedecido con unas gotas de agua
  • Naranjas confitadas (cualquier fruta confitada que nos guste, y si es con distintos colores mejor)
  • Guindas en almíbar (a mi me gustan más las confitadas)

 

Preparación en Thermomix:

  • Con el vaso y las cuchillas muy secos pulverizar el azúcar 30 segundos a velocidad progresiva 5/7/10. Muy importante de verdad que el vaso esté bien seco, el mío lo acababa de sacar del lavavajillas, creí que estaba seco del todo, pero quedaba alguna gota, y aunque al final no pasó nada, el azúcar aromatizado no quedó seco, suelto…
  • Añadir las pieles de limón y naranja a través de la boca y programar 15 segundos a velocidad progresiva 5/7/10. Retirar y reservar.
  • Poner todos los ingredientes de la masa madre en el vaso y programar 15 segundos a velocidad 4. Retirar del vaso y formar una bola sobre la encimera. Introducir en un bol y cubrir con agua templada. Cuando la bola de masa flote y doble su volumen, estará lista —de diez a quince minutos—
  • Poner en el vaso el azúcar glas aromatizado que habíamos reservado, los ingredientes de la masa, y por último, la masa madre. Programar 30 segundos a velocidad 6.
  • Amasar 3 minutos a velocidad espiga. La masa se moverá formando una bola. Dejar reposar dentro del vaso, envolviendo éste en una toalla, hasta que la masa salga por la boca —aproximadamente unas 5 horas—. Yo lo dejé un poco más porque me vino bien, y fue increíble como aumento de tamaño, además mi cocina en invierno es bastante fría y mis levados tienen que ser normalmente más largos de lo que indican las recetas originales.
  • Bajar la masa con la espátula y volver a amasar dentro del vaso 1 minuto a velocidad espiga.
  • Retirar la masa del vaso con las manos embadurnadas de aceite y ponerla sobre una superficie aceitada. Dividirla en dos —salvo que prefiráis hacer un solo roscón grande— y darles forma de bola alisándolas bien con las manos. Haced caso, no pongáis más harina, es mejor pringarse de aceite y meter las manos en la masa jajaja, yo hice un roscón grande, aunque al final los bordes chocaron con la placa de horno y por dos de los laterales no quedó tan redondo, mi horno es un horno normal, hubiera necesitado uno profesional jajajaja es que me encantan los roscones grandes, no lo puedo remediar…
  • A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear. Yo le doy la forma mejor, directamente ya en la bandeja del horno, porque dársela, y luego pasarlo a la bandeja, me parece más peligroso… jajaja. Si queréis meterle los típicos regalitos del roscón, ahora es el momento, los metéis por la base, una vez dada la forma al roscón y antes de que vuelva a levar. Yo meto varios regalitos, un euro y un haba, todos ellos envueltos en papel albal. Aquí también podéis poner en el centro del roscón, en el agujero, un aro de emplatar aceitado para que se mantenga siempre esa forma y no se cierre, os quedará un agujero perfecto, quizás a la hora de abrirlo por la mitad para rellenar sea mas fácil asi, pero a mi personalmente no me gusta mucho, me gusta mas que quede una forma más casera, más irregular, más rústica… jajajaja
  • Dejar reposar hasta que doble su volumen. Este levado es más corto, unas dos horas. Aquí también lo deje bastante más tiempo. Los levados son muy importantes, esta no es una receta para hacer con prisas, y aunque se puede acelerar el proceso manteniendo la habitación caldeada (yo lo hago muchas veces), vuelvo a repetir que no hay que tener prisas, y sobre todo no lo pongáis directamente encima del radiador jajajaja
  • Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas confitadas. Yo en lugar de humedecer el azúcar con agua, lo hice con un poquito de agua de azahar y de Kirsh.
  • Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo. Yo antes en la base del horno ponía un cuenco resistente al calor lleno de agua, así consigo crear vapor, como los hornos que utilizan los pasteleros y panaderos, ahora ya hay hornos de uso doméstico que cuentan con esta función, el mío ya la tiene, pero si el vuestro no, la podéis crear usando este método.
  • Hornear entre 15 y 18 minutos, y bajar la temperatura a 180° los últimos 10 minutos de cocción —si vemos que se tuesta demasiado, poner un papel de aluminio por encima—. Siempre tengo que poner el papel albal, si no se me tuesta demasiado, con las temperaturas del horno mucho cuidado, porque cada horno es un mundo, por eso es importante que cada una conozca el suyo y una vez que le cojas el tranquillo ya sabes si tu horno calienta más o menos de lo normal, si calienta mas por un lado que por otro… etc.
  • Dejar reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, rellenar al gusto o comer directamente. Importante lo de la rejilla para que el roscón no sude, tiene que enfriar por todos lados igual y al mismo tiempo.

 

receta de roscón de reyes

 

Preparación tradicional:

*Las anotaciones que he hecho en rojo en la preparación con Thermomix, sirven también para este tipo de preparación, os aconsejo que las leáis.

  • Mezclar la levadura desmenuzada con la leche tibia para su fermentación.
  • Tamizar la harina en un bol con la ayuda de un colador.
  • Una vez tamizada, añadir los huevos, el azúcar y la mantequilla, una pizca de sal y el agua de azahar, junto con la ralladura de medio limón y de media naranja y la masa madre.
  • Mezclar todo de una manera enérgica. Si tenéis una batidora con ganchos para amasar os vendrá muy bien; si no, a mano.
  • Poner la mezcla sobre la mesa de trabajo, en la que previamente hemos puesto un poco de aceite para evitar que se nos pegue. Comenzar a amasar con las manos aceitadas.
  • Cuando haya quedado la mezcla elástica, apiñarla en una bola y dejar que aumente su tamaño —cinco horas como mínimo—.
  • Una vez que la masa ha duplicado su volumen, dividirla en dos —salvo que prefiráis hacer uno grande— y darles forma de bola. Dejar reposar las bolas cinco minutos.
  • A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear.
  • Dejar reposar hasta que doble su volumen. Este levado es más corto, unas dos horas.
  • Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas confitadas.
  • Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo.
  • Hornear entre 15 y 18 minutos, y bajar la temperatura a 180° los últimos 10 minutos de cocción —si vemos que se tuesta demasiado, poner un papel de aluminio por encima—.
  • Dejar reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, rellenar al gusto o comer directamente.

 

Que tal? fácil no? pues ya sabéis manos a la obra! yo, personalmente no lo relleno, en casa nos gusta el típico de toda la vida sin rellenar, pero eso ya es a gustos, chocolate, crema pastelera, nata, crema de trufa… lo que os guste!

 

Venga! animaros y enseñadme vuestros roscones en mi FB!!!! felices reyes!!!!

 

Pin It on Pinterest