Por fin os traigo las ricas galletas de avena y naranja!!! están riquísimas, pero ricas de verdad!

Galletas de avena y naranja

Sé que he tardado en publicarlas desde que os la enseñe en FB, IG, Twitter y G+, pero mi lupus la verdad que no me está dejando mucho respiro… este blog lo llevo por hobby, asi que ojalá pudiera publicar más a menudo… pero en estos momentos no es posible…

Qué tal las vacaciones? espero que las hayáis disfrutado mucho!

Estas galletas han gustado mucho en casa, ahora con todo este movimiento bio que está tanto de moda, puede parecer que las publico por eso, pero nada mas lejos de la realidad, están riquísimas! y si encima son sanas, pues mejor que mejor no? El sabor se parece mucho a las Digestive de soja y naranja.

Quizás no sea común publicar en domingo, pero hoy me ha apetecido ponerme con el ordenador y hay que aprovechar, asi que sin más, aqui os dejo la recetuki, ah! se me olvidaba deciros que la he sacado del fantástico blog de webos fritos, seguro que la mayoría lo conocéis, pero si no, os lo recomiendo al 100%.

Galletas de avena 1

Ingredientes para unas 28-30 galletas

♡ 100 g de mantequilla a temperatura ambiente

♡ 120 g de azúcar moreno

♡ 1 huevo pequeño

♡ Una pizca de sal

♡ 150 g de harina de espelta (si no tienes puedes usar harina integral de trigo, incluso si no te gusta este sabor con harina de repostería)

♡ 4 g de levadura de repostería

♡ 1 cucharada sopera de miel

♡ 100 g de copos de avena

♡ La ralladura de una naranja

♡ Copos de avena para decorar

 

Preparación

A mano

1. Precalienta el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

2. Lava bien la naranja y sécala. Ralla su corteza y reserva.

3. Pon la mantequilla y el azúcar en un cuenco y bate con ayuda de una máquina de varillas durante 5 minutos.

4. Añade el huevo, la sal y bate durante otros 2 minutos.

5. Incorpora la harina de espelta, la levadura, la miel, los copos de avena y la ralladura de naranja, y mezcla —no mucho— hasta formar una masa homogénea.

6. Forma con tus manos pequeñas bolas de unos 3,5 cm de diámetro. Ponlas en una bandeja sobre papel de hornear y pincélalas con un poco de agua.

7. Pon copos de avena en un cuenco. Coge cada bola de masa y deposítala en el cuenco de los copos por la zona que has pincelado con agua (yo reboce por todos los sitios). Déjala de nuevo sobre la bandeja y aplástala un poco con la palma de tu mano. Estas galletas no se expanden: con la forma que las dejes, así se quedan.

8. Hornea a 180ºC, calor arriba y abajo durante 12-15 minutos. Con este tiempo quedan duras por fuera pero con el corazón blando. Ojo, los tiempos son orientativos: dependen de tu horno y del tamaño de tus galletas.

9. Déjalas enfriar en una rejilla y guárdalas en un bote metálico, o si prefieres que se conserven más blandas, en un plato tapadas con plástico transparente.

 

Con Thermomix

1. Precalienta el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

2. Lava bien la naranja y sécala. Ralla su corteza y reserva.

3. Monta la mariposa. Echa la mantequilla y el azúcar en el vaso y programa 5 minutos a velocidad 3.

4. Añade el huevo y la sal por el bocal, y programa otros 2 minutos a la misma velocidad. Quita la mariposa.

5. Incorpora la harina de espelta, la levadura, la miel, los copos de avena y la ralladura de naranja, y programa 15 segundos a velocidad 3. Termina de mezclar con la espátula.

6. Forma con tus manos pequeñas bolas de unos 3,5 cm de diámetro. Ponlas en una bandeja sobre papel de hornear y pincélalas con un poco de agua.

7. Pon copos de avena en un cuenco. Coge cada bola de masa y deposítala en el cuenco de los copos por la zona que has pincelado con agua (yo reboce por todos los sitios). Déjala de nuevo sobre la bandeja y aplástala un poco con la palma de tu mano. Estas galletas no se expanden: con la forma que las dejes, así se quedan.

8. Hornea a 180ºC, calor arriba y abajo durante 12-15 minutos. Con este tiempo quedan duras por fuera pero con el corazón blando. Ojo, los tiempos son orientativos: dependen de tu horno y del tamaño de tus galletas.

9. Déjalas enfriar en una rejilla y guárdalas en un bote metálico, o si prefieres que se conserven más blandas, en un plato tapadas con plástico transparente.

Galletas de avena 2

Qué te parece? son fáciles no? hacedlas y ya me diréis que os han parecido!

Aprovechad lo que queda de finde! Feliz domingo!